¿Cómo lograr metas a 3 años en una Pyme?

Partiendo de una foto clara de la actualidad de la empresa (que se logra a partir de un diagnóstico) fijamos objetivos que agregan valor a la empresa, a corto, mediano y largo plazo. El fin de  nuestra  consultoría es  poder gestionar los esfuerzos hacia una meta clara.

Por eso, tiene que basarse en la implementación de ciclos cortos de trabajo, con entregas tempranas y frecuentes; en un trabajo en conjunto entre la consultora y la empresa. De esta manera, podemos implementar planes de crecimiento a largo plazo, consiguiendo generar impacto crítico en el corto plazo.

Esta forma de trabajo se basa en la metodología Scrum, que nació en el mundo del software, pero se extendió a otros ámbitos. El objetivo es minimizar los riesgos durante la realización de un proyecto, realizando trabajo colaborativo, con resultados visibles.

Las ventajas de usar este tipo de metodología es la productividad, la calidad de los resultados y el seguimiento periódico de los avances del proyecto. Así se logra que el cliente vea de forma tangible los avances. Por este motivo, nuestro modelo de implementación es iterativo incremental.

De esta manera, a partir de una consultoría, es posible co-construir propuestas de trabajo que capitalicen las fortalezas de las empresas y que se enriquezcan con el knowhow de la consultora, asegurando un crecimiento progresivo y sostenido.

Conocé más sobre la manera en la que trabajamos en Execut y cómo a partir de una consultoría podrás lograr objetivos concretos.
Gestion del cambio_opt



Deja un comentario